Lo importante para mí, es fotografiar la emoción auténtica y la vida real.